Mi año sabático. I Introducción.

Hoy se termina mi año sabático, que empezó como una búsqueda de mi misma, cansada del afán de la vida que estaba llevando y también de las ganas de encontrar algo bonito para hacer que me llenara de felicidad y que fuera rentable.

La idea era la siguiente: "Así que me voy a tomar un tiempo, voy a dejar mi orgullo a un lado y dejar que me "banque mi marido" como dicen las argentinas, para redescubrirme, dibujar, leer, hacer ejercicio, ir a la biblioteca, seguir leyendo todas las revistas que tengo atrasadas de Proyecto Diseño, tomar fotos, adelantar cosas de Navidad, explorar nuevos temas y aprender los que me gusten, hacer oficio, estar pendiente de mi salud, decorar la casa, cocinar cosas ricas, reírme y volver a ser yo."

La primera lección aprendida es humildad. Hace un año tenía una fuerte resistencia por depender de alguien o de algo, sobretodo de permitir que mi marido me "bancara" mientras yo me encontraba. A lo largo de este año descubrí que no es el fin del mundo, soy afortunada de tener un esposo que me permite tener el tiempo de hacer una pausa en mi vida para ser plenamente feliz. Estuvo bien permitirme el regalo de recibir y no ser siempre la que quiere dar. 

Aprendí a vivir liviana. Pido poco y los momentos que siento que algo me hace falta, nunca es para mí, siempre es para alguien más. 

Creo que por fin maté mis vacas, al parecer si era el elearning. Dejaron de aparecer.

Y como empezó sin muchos objetivos concretos ni mucha organización, así termina. Aunque el balance tiende a ser positivo, quise haber logrado más, tener claras muchas más cosas, pero la vida nunca se detiene, cambia, pone retos nuevos, así que esto es lo que hay. Y sigo con una lista interminable de proyectos.

¡Que comience el recorrido!







Comentarios

  1. Que ésta nueva etapa sea de felicidad y búsqueda constante, por que eso no debe terminar nunca!!!

    ResponderEliminar
  2. Esta noche me puse a dar vueltas por los blogs de mi lista y me encantó parar acá nuevamente y leerte. Me alegra esta etapa nueva por la que estás pasando. Hay que tener mucho coraje y fuerza para tomar estas decisiones.
    Me encantó lo de la vaca!!! me voy pensando en la mía (o LAS, quizás son varias) Beso grande!!!

    ResponderEliminar
  3. Ay Flaquis... desde que contaste sobre tu año sabático, pensé (y creo que te lo dije) que eras muy afortunada, y que te merecías tomártelo. Qué bueno que tienes un marido que puede y quiere apoyarte, eso se vale completamente. Muero por ver todo lo que estuviste haciendo!

    ResponderEliminar
  4. perfecto!! si,, sentia que me entendias de algun modo, ahora espero transitar este año juntas, para ver a donde nos llevará (eso tambien me entusiasmas las sorpresas de la vida (que para comenzar el año ya me dio las sorpresas feas y las malas noticias todas juntas) te re sigo en esta!! beso grande.
    Y a bendecir a los maridos que tenemos a nuestro lado y son nuestros pilares, no olvidarnos de eso, please ♥

    ResponderEliminar

Publicar un comentario