domingo, 12 de octubre de 2014

Mi año sabático II. El viaje a Lima 2.

Los colombianos de los 90 me van a entender cuando les hablo de "perubólica". Era la televisión peruana que nos llegaba de "contrabando" y con la que crecimos en la adolescencia. Así que el encuentro de primera mano con esos recuerdos fue muy emocionante.

Y sin duda, nuestro viaje fue 99.9% gastronómico, díganme si no comimos delicioso!!!, es que dan ganas de repetirlo inmediatamente.

Embarcadero 41 fusión. 
La Rosa Náutica.
Tanta.
Parque Kennedy.

Admiramos nuevas texturas y colores.







 Y tuve tiempo de sentirme afortunada.




 Nos sentimos muy tristes en la despedida, pero algún día vamos a volver.


Por supuesto, medio Perú se vino conmigo en la maleta!!!


Quinua, quinua con avena, Inca Kola!!! pisco, mezcla para pisco, galletas de lúcuma, Inca chips, papas de ají peruano, mezcla rápida para preparar ají de gallina y causas peruanas, rocoto, ají amarillo, dulces de chicha morada, salsa de huancaína, chocolate Sol del Cuzco, maíz que es enorme! y creo que no se me escapa nada. 

¡Todavía quedan cositas por ahí!


viernes, 10 de octubre de 2014

Mi año sabático II. El viaje a Lima 1.

Justo hace un año estaba disfrutando del frío peruano. Fue un viaje que siempre quise hacer y que armamos de un momento a otro con Isa y su hijo.

Aunque tuvimos varios tipos de malestares propios del viaje, el frío y todo lo que nos comimos, lo que hoy recuerdo es que fue rico de vivir y delicioso de comer!!!

Recuerdan que tengo una amiga viviendo en Lima, con su hijo, así que añorábamos este reencuentro.


Recorrimos varios lugares y caminamos infinidad de pasos, un día hasta los contamos! fueron más de 12.000.

Nunca habíamos estado en un mar tan frío! y por supuesto, sin bikini.

Estuvimos recordando piratas en el Castillo Real Felipe.
Nos dimos una vuelta por el pasado en el parque Pachacamac.


Conocimos un submarino.
Y vimos atardeceres maravillosos a la orilla del mar...


Continuará!...



miércoles, 8 de octubre de 2014

Mi año sabático. I Introducción.

Hoy se termina mi año sabático, que empezó como una búsqueda de mi misma, cansada del afán de la vida que estaba llevando y también de las ganas de encontrar algo bonito para hacer que me llenara de felicidad y que fuera rentable.

La idea era la siguiente: "Así que me voy a tomar un tiempo, voy a dejar mi orgullo a un lado y dejar que me "banque mi marido" como dicen las argentinas, para redescubrirme, dibujar, leer, hacer ejercicio, ir a la biblioteca, seguir leyendo todas las revistas que tengo atrasadas de Proyecto Diseño, tomar fotos, adelantar cosas de Navidad, explorar nuevos temas y aprender los que me gusten, hacer oficio, estar pendiente de mi salud, decorar la casa, cocinar cosas ricas, reírme y volver a ser yo."

La primera lección aprendida es humildad. Hace un año tenía una fuerte resistencia por depender de alguien o de algo, sobretodo de permitir que mi marido me "bancara" mientras yo me encontraba. A lo largo de este año descubrí que no es el fin del mundo, soy afortunada de tener un esposo que me permite tener el tiempo de hacer una pausa en mi vida para ser plenamente feliz. Estuvo bien permitirme el regalo de recibir y no ser siempre la que quiere dar. 

Aprendí a vivir liviana. Pido poco y los momentos que siento que algo me hace falta, nunca es para mí, siempre es para alguien más. 

Creo que por fin maté mis vacas, al parecer si era el elearning. Dejaron de aparecer.

Y como empezó sin muchos objetivos concretos ni mucha organización, así termina. Aunque el balance tiende a ser positivo, quise haber logrado más, tener claras muchas más cosas, pero la vida nunca se detiene, cambia, pone retos nuevos, así que esto es lo que hay. Y sigo con una lista interminable de proyectos.

¡Que comience el recorrido!







jueves, 18 de septiembre de 2014

La guerra y yo.

El conflicto colombiano lleva más de 50 años, para no ir más lejos las FARC fueron creadas hace 50 años exactamente. En ese orden de ideas, yo, que tengo 34, no he vivido un solo día de paz en mi país.

Si uno lee eso de corrido se asusta, porque parece increíble. Pero yo vivo en la zona urbana, donde la vida pasa tan rápido que no te das cuenta, o te acostumbras que allá, lejos, hay un conflicto con el que no tienes que ver, solo en los noticieros como ver noticias de la guerra en Irak o Siria, lejos.

En los años 90, cuando era adolescente, el terrorismo se tomó las calles, cerca, en Bogotá donde yo vivo. Pablo Escobar colocaba bombas (petardos) en cualquier calle y cualquier momento. Una amiga del colegio perdió a su mamá en una bomba, otra compañera perdió un ojo y recuerdo con nitidez que cuando se escuchaba un ruido muy fuerte lo más probable era que pensaras en una bomba, sintonizabas las noticias de radio para saber dónde había sido y comprobar que tus seres queridos estaban bien.

Ya a finales de los noventa, Jimmy venía por la carretera Villavicencio - Bogotá y se la tomó la guerrilla, él pensó que se iba a morir, hubo encuentro con el ejército e intercambio de disparos...yo creo que fue la última vez que sentí la guerra de cerca.

Y ¿por qué les cuento esto?, para decirles que hoy es diferente, que he estado en lugares muy apartados de Colombia y estoy segura, que viajo por carretera y en todas partes hay soldados que saludan con una sonrisa.

Porque hay un proceso de paz en la Habana, Cuba, pero soy realista y no creo que con "firmar" la paz allá se van a acabar los conflictos. No, la paz empieza por casa, con mi primo al que no quiero saludar, con mi vecina la del perro insoportable, con mis clientes que quieren todo barato, en el bus, en la calle, con mi familia.

Hay una campaña que llega a las personas del común, y pregunta de qué soy capaz, para lograr la paz, YO, en mi entorno. Muchas marcas privadas se han unido y me ha encantado.




La canción de la campaña me hace llorar cada vez que la escucho. No sé si son los tambores del principio, o que se reunieron Juanes, Carlos Vives, Chocquibtown, Aterciopelados, Totó la Momposina, Dr, Krápula y hasta Celedón, todos hacen parte de mis artistas favoritos del mundo! o sin duda la letra, que es tan emotiva como cierta.



"Es el momento de actuar"

Yo #soycapaz de encontrar nuestra felicidad.
#soycapaz de CREER.
#soycapaz de avanzar.

Y tú, ¿de qué eres capaz?





viernes, 4 de julio de 2014

Mi mundial 2014!

Escribo este post ahora porque tal vez, después del partido de las 
3 de la tarde ya no esté sintiendo lo mismo.

Tenía 14 años cuando Colombia estuvo por última vez en un mundial (ahora tengo 34), crecí con la ilusión de las eliminatorias y poco a poco fui perdiendo la fe. Por eso, esta vez no sentí tanto entusiasmo, porque para qué si en el primer partido nos podían sacar, era mejor no ilusionarme.

Pero hoy, ya estando en cuartos de final recordé la felicidad que une a Colombia alrededor del fútbol, no hay estratos porque todos usamos la misma camiseta, de marca o no, no importa. Porque después de un partido todos nos abrazamos sin conocernos, gritamos en coro, nos reunimos en familia y con amigos, estamos en sintonía, somos positivos, "circo para el pueblo"?... depronto, pero me hago la loca y no me importa y aunque sé que es muuy difícil que ganemos este partido y así pierda plata porque en todas las pollas (apuestas) puse a Brasil de ganador, QUIERO PROFUNDAMENTE QUE COLOMBIA GANE HOY!!!




Este mundial sin duda será un recuerdo que me queda en el corazón. Ya estoy vieja adulta y no salgo a celebrar a la calle con espuma y harina, pero me encantaría, jajaja. Y como dice nuestro copy por ahí #sevalesoñar y yo, sueño hoy.


Que sea lo que Dios quiera, que gane Colombia o pierda Brasil, con cualquiera quedo conforme ;).




domingo, 22 de junio de 2014

Las princesas boludas...jajaja.


Todo comenzó cuando leí este post en el blog de Georgi, donde hablaba del  estereotipo de las princesas. Y Automne comentó con este video:



Y en medio de lo simpático que es y de lo decidida que se escucha la niña, pensándolo bien, más allá, este video me hizo reflexionar sobre dos cosas:

1. La educación que se les debe dar a las niñas de este momento de la historia, y a los niños también, cuáles son sus roles, cómo deben relacionarse desde la igualdad pero a la vez respetando sus diferencias, sin competencias de género. Hay que replantear los cuentos de hadas. Claramente esta niña sabe para dónde va.

2. En la "princesa boluda" que me he estado convirtiendo en los últimos meses. En la búsqueda de un camino real de vida, placentero y rentable, se me ha ido mucho tiempo y ella dice algo muy importante: "debo hacer mi parte", debo ser valiente, intentar, intentar, intentar y si no sale intentar y hacerlo y no seguir esperando que me rescaten.

Quiero volver a ser la princesa inteligente y luchadora de la que mi 
príncipe se enamoró y por supuesto, hacer mi parte.

lunes, 5 de mayo de 2014

La que "habla" con los muertos...

Pasó en la noche del sábado, soñé que llegaba como a la plaza de un pueblo, al atardecer, había muchos árboles grandes y sillas en hilera como a la espera de una feria y allí estaban: la abuelita de Jimmy que falleció el año pasado, joven, con el cabello oscuro, sin canas, otra prima de Jimmy que también murió y la tía de la que hablaba hace unos días, había más personas, pero solo fui consciente de ellas tres.

Saludé a la abuelita normal y me senté a hablar con la tía, sé que hablamos mucho, así me pareció, como cuando estaba viva y de repente me doy cuenta que ella está muerta y se lo digo! y ella tan fresca como era, me dice que si, pero que está bien y seguimos charlando, lo curioso es que me hace énfasis en una crisis económica por la que está pasando un familiar, me dice que hay que estar pendientes de él y darle dinero. También me dice que estaba ahorrando para ponerle piso a un local (?), yo me acuerdo de las cajas de piso en madera que tengo de sobra en el apto y mido mentalmente a ver si le alcanzan para la obra y que no se gaste la plata (?).

Me despierto, pero de la conversación solo me acuerdo de eso y se lo cuento a mi suegra. Anoche llama ese familiar que no está bien y se confirma mi sueño...

Ahora sólo hay que encontrar el ahorro del piso...