Terminamos...

Era una relación que venía deteriorada hace tiempo, quería creer que se podía recuperar porque hicimos acuerdos y cedimos...a veces uno más que el otro.

Pero el último error lo tuve yo, lo abandoné a su suerte porque no tenía motivación, aún así quise responder, hacer mi último esfuerzo por salvar lo que teníamos pero fue demasiado tarde, se dio cuenta que no era la misma de antes, nos había ganado la rutina y se perdió la confianza y así no se puede continuar....me despidieron de mi trabajo en Perú.

En una relación tan larga, como de 7 años, que tuvo miles de etapas, porque comencé en Colombia y terminamos y luego trabajé con Perú que era como su hermana gemela, es inevitable que se tengan desencuentros. Comencé bien pero este año no ha sido el más calmado y todo se fue sumando, debí parar en el momento preciso pero nunca sé decir que NOOO!! cuando lo siento y cuando es necesario, espero con esta experiencia haber aprendido,  y no hundirme como ocurrió aquí, ya no puedo hacer nada, más que cerrar el capítulo y continuar, es una lástima, pero así son las cosas.

Creo que el punto que más me desmotivó y la primera vez que tuve que decir no, fue cuando me bajaron el precio del trabajo considerablemente con respecto al del año pasado ahí comenzó la cadena de malas decisiones que llevan a este punto.

Me siento mal, es como si de verdad hubiera terminado con alguien en una relación amorosa, anoche lloré, mi autoestima se sintió afectada, no quise comer...pero hoy brilla el sol y sé que tengo que parar, para saber a dónde voy y no dejarme llevar por las decisiones que el destino está tomando por mi, no importa que sea el camino más rápido, ni lo que sé hacer o porque no quiero aprender nada más...

Así que me voy a tomar un tiempo, voy a dejar mi orgullo a un lado y dejar que me "banque mi marido" como dicen las argentinas, para redescubrirme, dibujar, leer, hacer ejercicio, ir a la biblioteca, seguir leyendo todas las revistas que tengo atrasadas de Proyecto Diseño, tomar fotos, adelantar cosas de Navidad, explorar nuevos temas y aprender los que me gusten, hacer oficio, estar pendiente de mi salud, decorar la casa, cocinar cosas ricas, reírme y volver a ser yo.

Adios Perú, sigue creciendo y talvez, algún día podamos volver a ser amigos.

.

Comentarios

  1. Lamento que estés mal, pero a veces no vemos lo bueno de los cambios. SI tenés la suerte que tu marido te apoye en ésta, tomate tu tiempo para elegir algo que te llene de esperanza e inspiración, así las cosas son mucho más agradables de hacer! Suerte!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Flaca, recuerdo que algo me habías comentado acerca de este tema y pensé que no había pasado nada más, pero veo que sí.
    Bueno, ahora que te tomas este tiempo creo que será bueno para encarrilar nuevas fuerzas, darte gustos, dejar que te banque tu marido jajaja, ya vendrá de nuevo el trabajo a full.
    Un besitoooo

    ResponderEliminar
  3. Tienes muchos proyectos en mente. Me gusta eso del "redescubrimiento".
    Y definitivamente en la vida, en el trabajo y creo que en casi todo hay que buscar hacer algo que te apasione y que te haga feliz asi que EXITOS con este nuevo emprendimiento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario