El cielo

Hace mucho tiempo tenía claro que el Cielo existía, que allá iban los muertos cuando habían sido buenos.

Cuando mi primo se suicidó y luego cuando mi abuela murió, la idea que tenía del cielo se desdibujó completamente y empecé a pensar que el Cielo era como un cuento de hadas, una idea que te venden para pasar el sufrimiento, para darle paz a tu alma y pensar que los seres queridos están en un lugar mejor. Tipo así Más allá de los sueños.

Y he estado en la búsqueda de una idea que me devuelva la fe en el Cielo, sin sentir que solamente estoy creyendo porque si. 

Jimmy cree que es el recuerdo de las personas el que queda, una vez ya nadie se acuerde de esa persona entonces desaparece. Y me parecía terrible esa idea porque no quiero que mis seres queridos desaparezcan, quiero pensar que hay otro "lugar" donde "reposan" y les dan la licencia de comunicarse de vez en cuando a través de los sueños y quiero pensar que te ven desde un lugar sin tiempo e interceden por ti, que no sólo es el recuerdo.

Por ejemplo, mi primo murió muy joven, ya no recuerdo si de 19 o 20 años. Acabó con su vida un sábado 11 de enero hace más de 10 años, se envenenó. Las hipótesis son muchas, tenía miedo, quería darle una lección a sus papás por sólo pensar en la plata...la lección nos la dio a muchos...

Y, eventualmente sueño con él, uno de los sueños más vividos fue en un partido de fútbol, el jugando, yo espectadora, se me acercó y me dijo:"Viaja!", sólo por eso, no lo pensé más y cogí mi maleta para irme a Lima, a cada viaje que aparece yo le digo que si, no me arrepiento. 

Hace poco volví a soñar con él, no me dijo nada pero claramente ya era un hombre de 30 años, la edad que tendría en este momento, "si viviera", nada que ver con el niño que vi la última vez.

Y en este tiempo de reflexiones estoy leyendo el libro 4 de Caballo de Troya, para los que no lo conocen les diré que habla de un viaje en el tiempo a la época de Jesús de Nazareth y encontré esto, lo que decía en la tumba de José:

"José y su hijo Amós.

Así rezaba la leyenda. Y debajo, un expresivo epitafio: No desaparece lo que muere. Sólo lo que se olvida."

Más atrás cuando hablaban del momento en que Jesús estaba "diseñando" el Padre Nuestro, explicaba cada frase y dijo:

"Que estas en los cielos...
Y guiñándonos un ojo señaló el pecho de Santiago. Y dijo: En los cielos del corazón."

Entonces, todavía no tengo claro nada, pero me acerco a pensar que mi primo vive a través de mi corazón, porque no lo he olvidado...y en paz descansa, por lo menos eso quiero.



Comentarios

  1. Me pareció súper interesante tu reflexión. Estoy pasando una etapa de "profundo ateísmo" pero esto de que los muertos desaparecen solo cuando se los olvida, sí, es algo que va muy bien con lo que pienso acerca de la muerte. Besos Andrea, te abrazo en tu dolor por tu primo!

    ResponderEliminar
  2. Justo hoy más temprano pensaba que hace tiempo que no vamos a visitar a mi abuelo y a mis tíos. Así decimos en mi familia cuando vamos al cementerio, como quien visita a un pariente. Ya pasó la época de la tristeza y esas visitas son más bien positivas y nos hacen bien o al menos a mí me hacen bien. Me hace sentir que los tengo cerca.

    Estoy totalmente de acuerdo con que solo desaparece lo que se olvida. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Me quedé pensando que "está en el cielo" es como decir, "está". Los chinos tienen una manera muy particular de preguntar las cosas, por ejemplo, Lai bu lai? ¿Viene o no viene?. De hecho en chino los tiempos verbales (pasado, presente, futuro) se conjugan de una manera muy particular. Por ejemplo a la pregunta Ni chi le ma? ¿Has comido?, la respuesta puede ser "you", que singnifica "tengo". Lo que tienes es pasado. Y si no has comido y vas a comer respondes "yao", que significa "quiero". Querer algo es futuro, aún no lo tienes. Creo que esta idea te da otra perspectiva de las cosas. Ellos creen en la reencarnación. Yo personalmente pienso, que cada uno de nosotros "está" para siempre, independientemente de las circunstancias. Un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
  4. Andrea querida!!!!! A veces me recuerdas mucho a mí, porque soy muy reflexiva y ha habido épocas en las que cuestiono mucho eso que aprendí desde niña. Yo creo que es súper válido que cuestiones y que busques tus propias respuestas. A eso vinimos al mundo. A mí a veces me cuesta creer en los dogmas que nos presenta la religión, y me gusta mucho leer sobre la filosofía de otras religiones. Pero en el fondo, aunque dude de ella, creo que soy alguien muy espiritual, o al menos eso intento. El espíritu no se va, aunque muramos. Hay vida más allá, y creo que nuestros seres queridos están en alguna parte, quizá mucho más cerca de lo que creemos, cuidándonos y velando por nosotros.

    Tu primo y tu abuelita no se han ido, y los dos deben estar felices.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hermosa reflexión, historias desconocidas para mi...
    Gracias por compartir la frase "No desaparece lo que muere. Sólo lo que se olvida." creo que me la voy a copiar por un tiempo.
    Y viéndolo bien es suficiente con que una sola persona no olvide... No sabia lo de tu primo, pero estoy segura de que este donde este, el cielo o como le quieras llamar, esta feliz de seguir viviendo a traves de tu corazón.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Le hiciste un post no lo puedo creer, él siempre esta aquí no solo su recuerdo.Te quedo muy bonito BB

    ResponderEliminar
  7. Siempre pensé que la gente vive en el recuerdo de las personas y que se adquiere una especie de inmortalidad cuando se ha dejado una huella muy profunda. La frase lo resume perfectamente.
    Gracias por compartir tu vida con nosotras.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario