Haciendo historia...

Retomando mi lectura del año pasado, robándole minutos a las horas, saqué prestado de la biblioteca el libro "Operación Jaque". Narra la liberación que hizo el ejercito colombiano sin una sola bala y solo estrategia, que trajo a la libertad a Ingrid Betancourt, 3 estadounidences y 11 soldados y policías. Es la historia que quiero creer, independientemente que digan que fue Estados Unidos, que les pagaron a los cabecillas de las FARC y ahora están estudiando en Europa, no me importa lo que digan, para mí, fue el Ejército de Colombia en una operación de alto riesgo y valentía el que logró que hoy esas personas disfruten de la vida en libertad.

Todo el año pasado me dediqué a este tipo de lectura de secuestrados, leyendo todos los puntos de las historias: "No hay silencio que no termine", de Ingrid, "Cautiva" de Clara Rojas, "Ingrid y yo, una libertad agridulce", de Juan Carlos Lecompte y otros más, todos con la misma temática y quiero continuar con los demás, para escuchar de cerca el flagelo del secuestro y no volverme insensible frente a la realidad del país.


Lo que me trae hasta aquí es un recuerdo que me llena de orgullo y sé que estará en mi memoria por mucho tiempo. Hace 3 años, el 4 de febrero de 2008, miles de personas salimos a las calles a pedir la libertad de estas personas de las que hablo y de muchas más que por no tener un apellido, ni dinero son ignoradas en la selva. El evento se llamó "Un millón de voces contra las FARC" les dejo el link de Wikipedia por si quieren leer más.

Era lunes día laboral y nos preparamos desde temprano, nos vestimos todos de blanco y nos pusimos banderas de Colombia en los brazos.

Caminamos hasta la 72 con 7, centro financiero de Bogotá

Y cantamos el himno de Colombia con la mano en el corazón. Si normalmente se me hace un nudo en la garganta cuando lo canto, imagínense ese día.

Luego de este acto seguimos caminando sin un rumbo fijo, con un sol y un cielo espectacular.

Y con la certeza de que ya no éramos indiferentes.

Todo esto se mezcla con un capítulo que está en "Operación Jaque": 

"No más FARC.
Bogotá y más de un centenar de ciudades en Colombia y en el mundo, lunes 4 de febrero de 2008 
(Cuatro meses y veintiocho días antes de la Operación Jaque)

El 4 de febrero de 2008 pasará a la historia como el día en que Colombia despertó de la indiferencia. En lo que constituyó la más grande manifestación ciudadana de todos los tiempos, millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños, sin distingos de partido o condición, se tomaron las calles y plazas de las principales ciudades del país y de más de un centenar de ciudades alrededor del mundo, para marchar y protestar contra las FARC y la abominable práctica del secuestro.

Con una sola voz y una bandera, vestidos con camisetas blancas alusivas a la marcha, los colombianos dejaron claro ante el mundo un mensaje unánime imposible de desconocer o minimizar: "No más secuestro, no más mentiras, ¡no más Farc!".

Nunca antes se había visto tal fervor por una causa. Las avenidas de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, se tapizaron de blanco con una sola protesta contra un grupo violento al que no le concedían el derecho de arrogarse la voz de los colombianos.

Lo más llamativo de esta movilización fue su convocatoria espontánea. Se trató de una idea de un puñado de jóvenes, sin milicias políticas comenzó a ventilar a través de Facebook. 

Los secuestrados, encerrados por años en la cárcel de la selva y la inhumanidad, supieron ese día que no estaban solos. La sociedad había tomado conciencia y se había levantado para exigir su libertad."


Comentarios

  1. Andre que buen post!
    la verdad es que no sabía lo de la marcha y me parece que son super importante este tipo de cosas. Porque muchas pueden solucionarse sin violencia, que e slo más importante.
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Wow, muy buena la historia de la movilización! La verdad que no sé mucho del tema de las FARC y los secuestros, pero me interesaría aprender más!

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Flaquita, cómo olvidar ese día, sabes yo al igual que tu, trato de estar al tanto del tema, no puedo dejar de pensar en esas madres y familias que sufren por la ausencia de un ser querido, ser que no saben si aun vive o no... que dolor más grande!.
    Hace poco terminé de leer Lejos del infierno, el libro que escribieron los gringos secuestrados y que fueron liberados en la operación Jaque. Lamentablemente aquí no consigo los libros, pero cuando voy a Btá aprovecho de traerme uno que otro.
    Se te hace un nudo en la garganta con el himno nacional... dímelo a mí, que me hierve la sangre y hasta ganas me dan de llorar...
    Un abrazo, y aunque los delincuentes sigan obrando, los buenos somos más.
    Piedad

    ResponderEliminar
  4. Georgi, gracias, la verdad es que con estas manifestaciones se sabe que sí se puede hacer algo y no solo sentarse a ver noticieros. Besote!

    Ann, gracias, la historia de las Farc es muy larga, creen que tienen buenas intenciones pero se perdieron en el camino... Besote!

    Pilita, me parece terrible la angustia del secuestro, no sé si será igual a la que sientes con la muerte o peor...también pienso en las familias, en los que quedan fuera y dan su vida por los que están allá y luego no pueden volver a reconstruir sus familias. El testimonio de Juan Carlos Lecompte, exesposo de Ingrid es desgarrador, el que da durante el secuestro y el que da después de la liberación...

    Yo sé que los buenos somos más!! Un abrazote!!

    ResponderEliminar
  5. Me emociona tu relato, mi hermano está viviendo en Bogotá y participó de la marcha. Tu país ha sufrido tanto que se merecen un futuro sin FARC, sin secuestros, en paz, ese es mi anhelo.
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  6. Yo recuerdo ese dia, yo caminaba desde Madrid, mi primo desde Melbourne, mi madre desde Bogota, pero todos caminabamos por lo mismo: por una Colombia, por un mundo en el que las personas no sean moneda de cambio, un mundo en el que yo por lo menos no dejo de creer.

    Me encantan post como estos, que nos recuerda que los buenos somos mas.... muchas gracias, un besazo...

    Por cierto, gracias por acordarte de mi, la universidad se me estaba llevando la vida!!!

    ResponderEliminar
  7. Jaja me encanta el captcha "demuestra que no eres un robot", pero que tiene la gente contra los robots? jajaja besos

    ResponderEliminar
  8. Hola querida, qué emocionante que compartas ese momento tan importante de tu vida, me hiciste sentir un poco lo que sentiste vos.La indiferencia debe ser uno de los peores males que aquejan a nuestras sociedades modernas, dejar que el país se queme y quedarse mirando, sin hacer nada. Cruzarse de frente con la maldad y la pobreza y no reaccionar porque "estamos acostumbrados a eso", dejar que el corazón se momifique. Salgamos a las calles, en armonía, todos juntos en contra de las injusticias.
    Un abrazo!
    Jazmín.

    ResponderEliminar
  9. Hola Flac_k, increibles y terribles historias de los secuestrados. La historia de Ingrid es la más conocida para mí , pero hay tantas... me ha encantado saber un poco más de todo ello.
    Enhorabuena por la boda, qué lugar más increible! precioso todo, y tú guapísima.
    Gracias por tu visita y tus palabras. Bsste grandote.

    ResponderEliminar
  10. Claro que recuerdo ese día... Creo que todo el país lo sintió y sigo pensando que, aunque no podamos ir a la selva a rescatar secuestrados, solidarizarnos y sentar nuestra voz de protesta es un buen comienzo para propiciar cambios.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Maru: Mi anhelo también es la paz, que rico que personas como tu hermano y tu estén pendientes de esta problemática, la buena energía se siente :). Beso!

    Angie: Me imagino la emoción o no? estando lejos de la tierrita sentir que hay una conexión por una Colombia nueva. Por cierto, si no es por ti ni me entero que tengo palabra de confirmación! gracias :).

    Princesa Jazmín: Es cierto, hay tantas cosas por las que luchar y salir de nuestra zona de confort, no hay que ser violentos simplemente demostrar que los buenos somos más. Beso!

    Anouk: Si imagino que la cara del secuestro en el exterior es Ingrid, pero hay muchos más que no tienen ese privilegio de figurar. Gracias por las palabras de la boda! Besote!

    Vinka: Es increíble no? que pasen cosas como estas, pero tienes razón es un buen comienzo. Beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario