La boda, síndrome pre-boda

Haré poco a poco un recuento de lo que fue la boda en los puntos más importantes, espero que no se aburran con los próximos post ;)

Semanas antes de la boda me preguntaba por qué no estaba tan feliz como debería, me hablaban de la boda  y me ponía de un genio insoportable y normalmente eso nunca me pasa, recordaba el programa Novias neuróticas del que tanto me había burlado.

Tenía algo así como un síndrome pre-boda, por lo único que tenía que preocuparme desde Bogotá era por el vestido, la torta y las argollas, como les dije alguna vez, la logística completa se hacía dos días antes en San Andrés, entonces cuál era mi trauma si no tenía que pensar en casi nada?. Ahora que lo pienso con cabeza fría, debió ser autoimagen y autoestima, yo en el espejo veo una mujer flaca, pero en las fotos veo una gorda, osea que tengo anorexia al revés. Y escuchaba a la gente decir, hazte unos masajes, haz ejercicio, haz dieta....etc y juro que lo intenté, duré comiendo ensalada como 4 días y en la casa hice ejercicio (recordar que no me gustan los gimnasios porque no me gustan los desconocidos), compré Adboplan y Siluet40 (cremas calientes "para adelgazar"), y me las apliqué juiciosamente, tanto, que me convencí de que había adelgazado, sin contar un par de masajes de moldeamiento que me hice. En conclusión bajé dos kilos una vez, pero realmente solo bajé uno, porque luego de descubrir que comiendo ensalada no era feliz, volví a comer normalmente y ya.

Sentía una presión externa increíble, un peso que no quería llevar, cuando pensaba en la boda quería que fuera algo relajado, divertido y feliz. Así que como el peso venía del exterior, decidí huir y refugiarme en mi misma sin hablar con nadie. No quería herir a nadie porque lo hacían con la mejor intención, por eso estuve perdida tanto tiempo (ahora lo entiendes Vinka?).

En Bogotá nos casamos por lo civil, pero para nosotros el matrimonio de verdad era el de la isla, así que no le daba importancia a ese evento, para mí era una firma de papeles y ya, aunque tenía a todo el mundo diciéndome que ese realmente era el de verdad ante la ley colombiana, que debía darle la importancia que merecía, porque las personas que no iban a San Andrés iban a disfrutar esa boda como si fuera la real. Entonces me dejé llevar y terminé comprando vestido, manicure, peinado...etc.

Mi número de suerte es el 11, así que la boda civil fue el 11/11/2011 a las 11am, jajaja. Mientras el resto pensaba que se iba a acabar el mundo.

Ese día tuve un shock existencial, llevaba días escuchando, que mi vida iba a cambiar, que aprovechara que aún era soltera (qué iba a hacer? salir de viaje con un par de negros? jajaja), que se me iba a acabar la felicidad, que los primeros meses de matrimonio eran un infierno, que el noviazgo no se compara para nada al matrimonio, que yo no tenía experiencia, que debo ser muy inteligente para enseñar a mi marido, que me había cansado de vivir bien, que debo ser sumisa y tenerle la comida, que debía convertir su espacio en mi espacio (estoy pasando mis cosas a su apartamento, que ahora es nuestro) y un montón de etc.....

Así que en el almuerzo en una mesa enorme quise sentarme al lado de mis amigas para compartir, peeero "se me había asignado" una silla OBLIGATORIA al extremo de la mesa donde solo podía hablar con Jimmy y sus amigos, tenía al lado a la esposa de uno que no veía hace siglos y con la que con mi genio, por supuesto no quería hablar. Ahíiiii, justo ahí se sumó todo lo que había sentido los días anteriores, tooooodos los comentarios de todas las personas y exploté en el momento menos indicado, hice pataleta, dejé a todo el mundo hablando solo y me fui al baño sin celular, a llorar mi rabia en un lugar decente, allá llegó Vinka a mi rescate, ahhh y a eso súmenle que mi hermana estaba brava conmigo por arruinarle la vida, en un momento "tan importante" y ella estaba que me mataba, me sentía taaaaaan sola, pero taaaan sola, tan incomprendida, yo, con mis pensamientos de una vida descomplicada,  parecía que iba en contra de la corriente.

Pd. Les quedo debiendo la foto del matrimonio civil porque no la encontré!!!

Comentarios

  1. pues hasta ahora si los nervios normales, me asustaste un poquito con el final que espero ese dia haya terminado bien, un abrazo y un maravilloso mes.

    ResponderEliminar
  2. Wow, qué novelaaaaaaaaaa... quiero la 2ª parteeeee!... Felicidades amiga!!!... ya te dije anteriormente que ese día de tu boda el 25 de nov, es mi aniversario también, a mi me trajo mucha suerte... por otro lado, es verdad que la gente antes de un cambio de estado civil, o antes de ser mamá(me paso), te dice esa pavada de "aprovecha ahora, porque después...", qué hacer?
    *tirarte en parapente, *escalar el Aconcagua?...jajaja

    ResponderEliminar
  3. hey tanto tiempo.te quice mandar un mail felicitandote pero este mes fue de locos, pero ese 25 me acorde de vos! :)
    Me encanto la foto del post anterior! es lugar es precioso y te veias radiente de felicidad.
    Seguramente todo eso que te paso, eran de puros nervios por la etapa nueva que comenzastes. La gente aveces opina demaciado sobre nuestras vidas...quién te asigno la silla eh? quién?? de última te parabas e ibas con ellas!!! jaja
    Te deseo una etapa llena de exitos, y que la felicidad y el amor no se les acabe nunca!! :D

    ResponderEliminar
  4. Me apena que no fuese un día feliz para ti... quizás es que es un día que a toda novia nos pasa, idealizamos y la realidad se empeña en que seamos más sanchapanzas... pero estás con el hombre al que amas y eso debe ser lo que más te importe y te llene de felicidad... ¡Vivan los novios! Bss

    ResponderEliminar
  5. Creo que todos los cambios traen crisis y no solo para una, sino para los que te rodean también. Sentir que un momento que "deberia" ser de total felicidad, y estas feliz, pero...que nos pasa, tenemos un tornado de sentimientos: felicidad, culpa, tristeza... y una enorme autoexigencia, de que todo este perfecto. Sumarle a esto la opinión de la gente, quien no revienta, tenes que ser de hielo.
    A mi me a pasado cada vez que he tenido una hija, por suerte solo dura un tiempo, el de adaptarse a la nueva situación, es el cambio y es la vida, de eso se trata vivir, cambiar y crecer. Y lo que te digan, tómalo con pinzas, cuesta un poco, pero hay que intentarlo.
    Ahora quiero saber como siguió la cosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. KARINA
    Creo que ese fue el problema, la visión que tienen los demás de nuestra unión y el sentimiento que generan sus propias experiencias, tratando de que mi vida sea lo mejor posible, bajo unas normas de como "deben ser" las situaciones. Pero ya después se me pasó y creo que la gente entendió nuestra forma de ver las cosas y las va asimilando poco a poco.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. PAU
    La verdad el día terminó bien, en general cuando tengo este tipo de crisis, solo tengo que expresarlas y luego me calmo, eso pasó ese día, terminó muy bien.

    MAGUI
    Jajaja, que linda, pero aquí entre nos, te cuento que finalmente la boda se trasladó al 26 de noviembre por el clima!!! cosas que pasan. Espero que cuando sea madre ya sepa manejar ese tipo de comentarios ;)

    GEORGI
    Gracias!!!, pues la verdad luego me pasó. Que lindos tus buenos deseos.

    MARICARI
    La verdad como dije, este no era mi día especial, era en San Andrés, los demás le dieron más importancia al evento que yo, por eso tanto protocolo con el que yo no estaba de acuerdo pero que finalmente se hizo. Pero no hay problema, el otro matri, fue todo felicidad.

    Gracias!!! y besos.

    ResponderEliminar
  8. Mi Andre, aquí sentada, desvelada agradeciendo tu historia que me saca de mis pensamientos y me permite reir y pensar en que aunque todos opinemos, siempre el que lo vive es el que lo sufre.
    GRACIAS A DIOS YA ESTÁS CASADA Y EL TRAUMA DE NOVIA NEURÓTICA YA QUEDÓ ATRÁS Y HOY TE PUEDES REIR jajaja.
    Un besito señora Andrea!!!
    Piedad

    ResponderEliminar
  9. Pues tengo varios comentarios al respecto... pero sera con mas tiempo que te los diga.

    Lo de novias neuróticas es absolutamente cierto, yo también me burlaba del programa pero hace un año lo viví en carne propia. Sea por una cosa o por otra, siempre va a estar el estrés, la sensación de que "tengo lo que quería y mas y no se porque todavía no me siento feliz"

    Todos decimos que tu vida va a cambiar y es cierto! pero como dijo Jimmy, "Lo que cambia es para mejorar"

    Me encanto el comentario de Karina "Es el cambio y es la vida, de eso se trata vivir, cambiar y crecer"... aunque ese pedacito de crecer todavía se nos complique un poco...

    ResponderEliminar
  10. Bueno, estaré pendiente de tus comentarios, ya tendremos tiempo.

    Finalmente, fuí feliz, cuando me desentendí de todo y dejé que las cosas siguieran su curso.

    Y no Sabry, sigo en mi teoría que no quiero que la vida cambie. Sorry.

    Mmmm, debe ser lo de crecer lo que se complica ;)

    Beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario