La biblioteca

Como ya varios de ustedes saben la biblioteca me fascina, la que sea. Cuando era más joven ;), jajaja, o sea como a los 16 o 17 años le encontré el gusto a pasar horas dentro de la que en aquel entonces era la única biblioteca de fácil acceso al público, la Luis Ángel Arango, pasé muchísimas horas de mi vida en la sala de artes, que era la más desocupada, esperando la entrega de los libros a mano, con un sistema en DOS que casi nadie manejaba, pero en el que yo, por supuesto, era una experta.

Ahora, con el boom de la red de bibliotecas públicas en Bogotá, para mí es la locura, no encuentras toda la variedad de libros que necesitas, es cierto, pero los ambientes me fascinan. Las sillas, los pisos, la iluminación, la arquitectura...

Ayer fuí por primera vez en meses a la biblioteca, me atrevo a decir que hasta más de un año. Y el "reencuentro" fue maravilloso, en una investigación visual, sobre cómic, viñetas, diagramación para un proyecto nuevo que después les contaré. Vi cuentos, libros y más libros. Casi que las 4 horas que estuve no me alcanzan para ver todo lo que necesitaba.

Este es el maravilloso techo en "mi" mesa.

Y esta la maravillosa vista por la ventana.

"Si te dejas llevar por el apetito de observar, leer, reflexionar, investigar, 
experimentar, criticar, hacer y aprender, ejercerás tu inteligencia, 
resolverás problemas y te divertirás mucho"

La saqué de un libro ayer, pero ya se me olvidó de cual :(

Comentarios

  1. Hooolita Andrea... que lindo post, a mi también me gustaba pasar hoooooras en la sala de música de la BLAA... y cuando me fui a vivir a Las Aguas, ese era "mi estudio" jajaja... Esa cupula y esa ventana con esa vista maravillosa son de la Biblioteca Virgilio Barco?
    A mis niñas también les encanta la magia silenciosa de la biblioteca... ahora que estamos más cera podremos ir con más frecuencia... y por supuesto tenemos nuestro carnet ;O)

    Besitines

    Daphne

    ResponderEliminar
  2. Que maravilloso espacio, y a mí también me fascinan las bibliotecas.... Un mundo a tus pies! Besos y gracias por tu comentario tan dulce!Suerte con tus trabajos! Besos, Gloria.

    ResponderEliminar
  3. Ains... que bonito sitio para perderse... no me extraña que estuvieras 4 horas dentro... yo desde luego no hubiera querido salir¡¡¡
    un besin

    ResponderEliminar
  4. Oh! Flac_k la frase es atronadora... pero en mi poca experiencia intelectual... claro que todo lo llevo al plano de la risa por naturaleza, je,je... sólo no estoy de acuerdo con el matiz de resolverás problemas... porque verdad amiga que si sigues todos los mandatos de la frase... ¡ya no verás problemas! ja, ja... creo que la frase pertenece a una persona que aún no ha llegado al nivel de aflojarse y quitarse los zapatos y andar sientiendo la hierba en las plantas de sus pies... porque aún llevaba algo de prisa... pero puede que sea solo mi impresión... ¿cómo lo ves? y cómo andas de olores... añade a esta bellísima entrada el recuerdo del olor de la biblioteca... así... la notaré completa y más entrañable... pero está perfecta con ese ventanal y ese paisaje... qué privilegio el de estar 4 horas en ese sitio, apropiarte de ese lugar... ¡cómo te envidio! la biblioteca a la que voy yo está en el centro de la ciudad y es oscura y deprimente... estoy en ella el tiempo justo de entrar y recuperar el libro o de soltarlo... pero siempre me sobrepongo para ser educadísima con las personas que trabajan en ese mostrador espantoso... y les dedico un adiós humano y la sonrisa más cálida que puede dar una bibliotecaria que no ejerce a una que seguro no lo es pero lo ejerce... Bss... de 4 horas...

    ResponderEliminar
  5. Qué pasada!, preciosa para disfrutar de ella con un libro en las manos, y echando un vistazo por la ventana.

    ResponderEliminar
  6. Que linda tarde has pasado. Me hiciste recordar mis horas de biblioteca cuando estudiaba en Ciudad Universitaria, tenia una biblioteca amplia con grandes ventanales, mesas amplias. Aunque la vista no era tan linda, daban ganas de leer, aunque solo haciamos ejercicios de matemática por horas y horas, lo recuerdo como algo agradable. Mas de una debe pensar que loca esta esta mujer, extrañar las horas haciendo ejercicios de matemática. Pero donde vivo ahora, la biblioteca, esta en un zótano, sin luz natural, sin ventanas, es para ir, sacar el libro e irse, es una lástima que no le den un espacio diferente porque hay bastantes chicos por suerte leen por placer.
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  7. Daphne!, que bueno recordar momentos agradables, estos días he sentido que debo regresar a regalarme una tarde o un día a la Luis Ángel. Sí, como lo afirmas es la Virgilio Barco, depronot algún día nos cruzamos!. Un abrazo.

    Gloria, gracias, siempre preocupada por mis trabajos ;). Eres maravillosa.

    Leti, si es muy rico, taaaan tranquilo, taaan personal.

    MariCari, es cierto, qué problemas tendré luego?, no los veré. De acuerdo. Sabes que no soy muy olfativa, luego de tue entreda me quedé pensando en eso, creo que activaré ese sentido que tengo abandonado. Pobrecitas las niñas de la biblioteca, será que si disfrutan algo de la vida que eligieron?, por lo menos tienen tu sonrisa ;).

    Anouk, fue increíble mi tarde.

    Karina, no me pareces loca!, es más, me identifico. Ahora que hablas de chicos, creo que haré otra entrada de la sala para niños, está todo a su alcance, con infinidad de cuentos, mitos, libros de texto, con cojines de formas divertidas, pero en serio?, hay niños que aún leen por placer?...bueno sí, conozco una.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Flac_k, comparto tu amor por las bibliotecas, ahora las frecuento poco pero cuando no estaba tan ocupada pasaba largas horas leyendo, sobre todo en verano.
    Son silenciosas y el ambiente está cargado de algo especial, se huelen los libros y es uno de os mejores aromas, he de confesarte que me gustaban más las clásicas, cuando todo era de madera sin embargo hay que dar aso a las nuevas tecnologias.
    Ya nos irás contando ese proyecto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Hola Flac_k,me ha hecho gracia me creyeras de 30 y soltera... me ha subido la moral!. La verdad es que casi me veo así yp, pero cuando les miro a ellos, me ponen en mi sitio...(decepción) Bueno, qué se le va a hacer!
    Hasta pronto, Bssitos wpa.

    ResponderEliminar
  10. Wendy, no conozco bibliotecas antiguas que huelan a madera...y ahora que lo dices tengo que fijarme en los aromas. Un beso.

    Anouk, es cierto!, te lees como una jovencita. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Cuando estuve en Bogotá no se me ocurrió visitar la bibiloteca Arango, a mi vuelta a la Argentina fue mucha la gente que preguntó si la habia conocido, me la perdí! será la proxima, beso grande!

    ResponderEliminar
  12. Que bonitas fotografías!!!
    Tu gusto por las bibliotecas y la forma como las describes contagia. Vamos a ver cuando saco tiempito para pasarme por allí.

    Por otra parte, la frase me encanto!!! Me la puedo robar para mi blog?

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Maru, cuándo viniste a Bogotá? es un lugar muy bonito, pero a mí me parece que es más por los recuerdos...

    Vinka, aunque me parece un plan muy personal, podemos ir juntas alguna vez. Claro que te puedes "robar" la frase, ya sería mos dos, jajajaja. Beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario