Trauma 1...

Hoy está cumpliendo años mi prima y ni siquiera sé si ponerle un mensaje en Facebook para felicitarla (que además me parece el medio más impersonal). Y ustedes dirán: y por qué no la llama?

No es tan sencillo, hay un dolor y un resentimiento que viene de hace mucho tiempo. Voy a empezar por el principio: mi abuela vivió con nosotros (papá, mamá, hermana y yo) toda la vida, léase "toda la vida" como treinta y pico de años. Con sus más y sus menos porque varias veces tuvimos encontrones, infancia, adolescencia, nada grave, pero calculen, toda la vida es muuy largo.

Nos hicimos cargo de ella, sin ninguna condición porque hacía parte de nuestra familia, pero a veces se necesita más apoyo externo porque las cosas se salen de las manos. Mi abuela se fue haciendo vieja y por lo mismo se fue enfermando, poco a poco, entre sus múltiples enfermedades, estaba la osteoporosis, que nos dió mil dolores de cabeza.

El más reciente fue hace como 4 años, se cayó por las escaleras y se rompió el fémur, en un caso común se pone un yeso y ya, pero como los huesos parecen polvorosas (galletas muy arenosas), tuvieron que hacerle varias operaciones, para no alargarles el cuento. El caso fue que la demás familia, tíos (sus hijos), primos (sus nietos), más primos lejanos (sus sobrinos), no pasaron de un par de visitas.

Yo acababa de graduarme de la universidad (y como a veces tengo alma de superman), me hice cargo de casi todo, ya que tenía "tiempo libre" y se me facilitaba trabajar desde mi casa. Así fue como por más de seis meses me convertí en enfermera, ama de casa, cocinera, por supuesto, sin un segundo para trabajar desde mi casa. Mis papás trabajaban, mi hermana estudiaba, hubo un par de señoras que nos colaboraron pero la gente se cansa muy rápido. Ni mis tíos, ni mis primos tuvieron la delicadeza de decir gracias. Un par de sobrinos (de ella) nos ayudaban con dinero y frutas, que en estas situaciones son bendiciones, un enfermo consume tiempo y dinero.

Yo también me cansé, mi abuela tuvo una recaída (azúcar, corazón, fisura en el fémur otra vez), yo dije que no podía seguir haciéndome cargo de ella, que no tenía los conocimientos, que estaba cansada. Así que busqué un centro para abuelos, para que alguien con experiencia la cuidara, mientras se recuperaba. Pero me cayeron todos encima diciéndome que era una desalmada. (Yo la desalmada y ellos creían que con una llamada telefónica se ganaban el cielo).

Pero nadie daba soluciones así que le puse un ultimatum a mi mamá y no tuve más remedio que emplearme y huir del problema. Las cosas fueron mejorándo, no digo que fue fácil, pero poco a poco, organizando los roles en la casa y con la ayuda de una vecina que fue un bendición (iba todos los días, le calentaba el almuerzo que mis papás dejaban hecho, la consentía, la escuchaba, la llevaba al médico) las cosas volvieron a la "normalidad" hace como 2 años. Pudo volver a caminar, cocinar, valerse por sí misma, obvio que no podía salir sola, tenía múltiples dolencias fruto del accidente pero era un milagro.

Esta historia continuará....

Comentarios

  1. Ayy querida amiga!! qué complicado es todo a veces!! y aún con toda la buena voluntad del mundo nadie es superman, y en esas situaciones es dificil tirar hacia adelante sin agotar el ánimo! No sabes cómo te comprendo y entiendo!!

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. preciosa primero para curar heridas (no las de los demas sino las tuyas)debes dejar los rencores y resentimientos en el pasado, hablar con la voz del corazon sana y desahoga, quizas el cumpleaños de ella sea una buena ocasion para eso pero eso solo lo sabe tu corazon, te mando un abrazo y que tengas un bello y reconciliador dia.

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga, si me pemites llamarte así, porque así te considero, yo siempre creo que hay dos opciones sanas en la vida para enfrentar este tipo de situaciones: una es olvidar el agravio, perdonar y seguir tratando a esa persona como si nada; y la otra es sacar de nuestra vida a la gente que nos hace o hizo algún daño para no seguir alimentando ese rencor. Pero como verás en las dos es importante el perdón, porque no hacerlo nos daña el espíritu y nos quita la paz... Espero de algo te sirvan mis palbras. Besos (y espero la segunad parte de la historia)

    ResponderEliminar
  4. Elvira, es cierto, terminé dejando todo botado porque no podía más. Más que físicamente fue emocionalmente, me sentía sola luchando con algo a lo que no le veía salida. Gracias por entenderme :D

    Con Gracia, ya lo hice, ya dejé rencores y resentimientos en el pasado, pero ellos no. Sin embargo, si le escribí el mensaje, peor es nada no? Gracias por tus palabras.

    Vivi, gracias por considerarme tu amiga. Bueno, normalemente soy de las personas que dice las cosas y se le olvida lo que pasó y lo hago todo el tiempo y es cierto, me descargo y pasa, pero cuando los demás siguen en la misma tónica ni modos. No tengo rencor, para nada, algo de tristeza y melancolía tal vez, pero eso te lo cuento en la segunda parte. Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima, lo que cuentas sucede en tantas familias!!!!!!!!!! te entiendo y los rencores y resentimientos son totalmente normales !Lo fácil serís decirte olvídate de esa gente, perooooooo si quieres sentirte diferente lo mejor es hacer lo que tú creas oportuno! sé elegante y la cabeza siempre bien alta!!!un beso pk sé que estás en la encrucijada!!!

    ResponderEliminar
  6. Amiga es verdad que en todas las familias se cuecen habas!!!!pienso que debes hacer lo que te dicte el corazón!!ojala que se resuelva, gracias por tus lindas visitas!!mil besosssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Complicado Flac_k pero así es la vida no?, espero todo vaya para bien!
    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  8. Colores, tan linda, me encantó lo de la elegancia y la cabeza siempre alta. Lo tendré en cuenta para próximas ocasiones. Gracias!

    Daiana, hice lo que dijo mi corazón y ahora estoy más deprimida que antes, pero bueno, ojalá estas lágrimas limpien lo que tengo adentro y me pase ya. Gracias por tus besos.

    Roger, gracias por tus buenos deseos, sé que todo va a ir bien, es solo cuestión de tiempo. Hay que darle tiempo al tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario