Festival Iberoamericano de Teatro - Sala

Como dije hace unos días, hice cuentas y balanceé lo que más pude el teatro de sala con el callejero.

En teatro de sala asistí a The Aluminum Show de Israel, un muy buen montaje, pero son coreografías independientes y no hay un hilo conductor durante la obra, lo que me llevó a no disfrutar las que eran muy lentas, es un poco largo y al final tiende a ser monótono, sin embargo el espectáculo es bonito, diferente.

También asistí a Carrillón, era la que esperaba con más ansiedad, no llenó del todo mis expectativas, la estaba comparando inconscientemente con Caídos del cielo, obra de hace dos años en el mismo escenario, peeero Carrillón, a mi parecer es muy lenta, lo compensan con el montaje, es increíble como los actores se lanzan al vacío de una altura que calculo en unos 30 o 40 metros, las luces y todas las escenas aéreas fueron impactantes, pero se pierde el ritmo cuando están en el suelo, no es mi favorita, pero tiene magia.

Y por último, Darwin, esa si fue maravillosa, todo el montaje fue con marionetas fluorescentes de gran formato, la historia es divina, super familiar, un científico que crea un dinosaurio y le pone un corazón y la aventura gira en diferentes ambientes, claro que al principio me sentía "escuchando" una película de Disney, incluso hubo un momento en que pensé que cantaba Fiona. En general fue la que más me gustó, afortunadamente fue la de cierre.

Debo las fotos...


Comentarios